Fiscalización Parlamentaria

La fiscalización parlamentaria es una de las tres funciones democráticas clave de los parlamentarios. GOPAC se concentra en la fiscalización relativa a la integridad de las operaciones financieras y operativas, a diferencia de las políticas económicas o sociales más amplias. Es deber de los parlamentarios exigir a la rama Ejecutiva que se ajuste a las reglas que conciernen las operaciones financieras y que el gobierno informe abiertamente al parlamento la forma como ejerce sus potestades y como gestiona los recursos que le son otorgados por la legislación y la constitución.

Como parte de la fiscalización financiera, es necesario:

  • Revisar todas las Fuentes de ingresos y egresos, incluyendo los gastos fiscales  (preferencias);
  • Contar con legislación y otras reglas parlamentarias para regir el presupuesto, el manejo de la deuda, las operaciones de gastos (incluyendo, por ejemplo, las relacionadas con la contratación y adquisiciones públicas y el otorgamiento de partidas especiales), así como informes financieros; y
  • Contar con legislación y otras reglas que guíen y habiliten al parlamento para velar eficazmente por la implantación de las obligaciones adquiridas por el gobierno en lo que concierne a la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción (CNUCC).

 

Grupo Mundial de Trabajo sobre Fiscalización Parlamentaria

El Grupo mundial de Trabajo sobre Fiscalización Parlamentaria  (GMT-FP) tiene por enfoque principal la integridad financiera y operativa, incluyendo: la revisión permanente de todas las rentas y gastos gubernamentales, la legislación y otras reglas parlamentarias en donde se establezcan prácticas y procedimientos de control de las actividades financieras del gobierno, así como los procedimientos y las potestades para la fiscalización por parte del parlamento, de la gestión administrativa. Incluye también la legislación y demás reglas que guían y habilitan al parlamento para velar por la implantación de la Convención de las Naciones Unidas Contra la Corrupción (CNUCC).

El GMT-FP considera que mejorar la fiscalización juega un papel importante en la prevención de la corrupción.

A corto plazo, el GMT-FP se concentrará en los siguientes aspectos:

  • incentivos a la fiscalización – medidas que puedan adoptar los parlamentos y los parlamentarios;
  • fiscalización de la implantación de la CNUCC;
  • fiscalización de la ayuda para el desarrollo y los ingresos provenientes de las industrias extractivas (es decir, transparencia en las rentas por concepto de recursos); y
  • adaptación del manual de Fiscalización Financiera para parlamentarios con el ánimo de lograr mayor congruencia con las circunstancias regionales y nacionales.

 

Miembros del GMT-FP

Dr. Gavin Woods, presidente del GMT-FP, Ex Miembro del Parlamento, Sudáfrica
César Jáuregui Robles, Ex Miembro del parlamento y Senador, México
WillIas Madzimure, Miembro del Parlamento, Zimbabue
Dr. Donya Aziz, Ex Miembro de la Asamblea Nacional, Pakistán
Abdullrazag Al-Hegri, Miembro del Parlamento, Yemen
Bryon Wilfert, Ex-Diputado, Canadá
Eva Sundari, Miembro del Parlamento, Indonesia

 

Enunciado de la Postura de Política del GMT-FP

Para que la fiscalización parlamentaria sea una realidad, los parlamentarios deben alentar a los capítulos regionales a que consideren la adaptación del enunciado de la postura mundial de GOPAC y su manual sobre fiscalización parlamentaria de manera tal que estas herramientas se ajusten mejor a las necesidades regionales y nacionales.

Los parlamentos deben considerar la adopción de las siguientes medidas internas y externas:

Medidas internas:  

  • asegurarse de contar con las potestades necesarias para autorizar todos los ingresos (tasas tributarias, regalías, estructuras de honorarios) y los gastos – incluyendo los gastos de los Ministerios y los programas – y cualquier decreto ejecutivo debe circunscribirse estrictamente y requerir la revisión ulterior y la aprobación por parte del parlamento;
  • contar con la potestad necesaria para fijar su propio presupuesto y los presupuestos de las entidades de apoyo al parlamento, pero únicamente en relación con las funciones centrales del parlamento;
  • establecer procedimientos, según se requiera, para la aprobación de presupuestos e informes sobre los gastos reales y los resultados producidos;
  • Prever dentro de su presupuesto los servicios de personal profesional para asistirle en sus obligaciones en la plenaria y en las comisiones;
  • contar con la potestad necesaria para llamar testigos a rendir testimonio, incluyendo  ministros y funcionarios de forma que se pueda exigir su asistencia y sus respuestas a las audiencias que se deprendan del cumplimiento de la función de fiscalización parlamentaria;
  • Si el Ejecutivo propone otorgar autoridad permanente para ciertos programas (titularidades), y el parlamento acepta, el Parlamento debe revisar estas disposiciones asegurándose de contar con las potestades y los recursos necesarios para fiscalizar este gasto de manera equivalente a la fiscalización que realiza de los gastos anuales aprobados;

Medidas externas:

  • establecer mediante legislación las normas centrales que regirán el empleo por parte de la Rama Ejecutiva, de todos los instrumentos financieros, incluyendo la contratación y adquisiciones públicas, contraltos, partidas especiales, y empréstitos;
  • determinar las normas que habrán de regir la rendición de informes al parlamento (y el acceso por parte del parlamento a) rentas reales, gastos y resultados;
  • Fijar mediante legislación las normas que regirán a los funcionarios públicos, incluyendo su nombramiento, compensación y rendición de cuentas, y
  • crear, como ente parlamentario, una Oficina de Auditoria a la cual le sean otorgadas las debidas potestades para auditar los informes y las operaciones internas, e informar al parlamento sus hallazgos de manera abierta y expedita.
Share